Las empresas ya no pueden obligar a sus empleados a jubilarse cuando alcancen una determinada edad. Si a esto unimos las perspectivas de progresivos descensos en la pensión pública de jubilación, las empresas deberán implantar sistemas que permitan una rotación natural su plantilla

Descargar (PDF, 776KB)